El Gringo Wannabe [Editorial]

Por: AngelGarmont 07/02/16

El gringo wannabe es una víctima, víctima de carencias culturales, víctima de atrofia folclórica, víctima de necesidad nacionalista, víctima de no poseer un sentido de pertenencia, víctima de la más rapaz publicidad neoliberal, víctima del capitalismo crónico, víctima de influencia post-moderna, víctima de las circunstancias.

No se trata de una malicia, de fanfarronería, de interés malévolo, no, el gringo wannabe va por la vida creyendo firmemente que no adolece nada, que no carece de nada importante más que la necesidad de consumo, de comprar lo que lo hará feliz en pequeños instantes, de que la manera de comunicarse es sólo un fin y no un todo, de que mesclar lengua madre y lenguas extrañas no tiene nada de malo, de que confundir tierras nacionales con tierras ajenas no tiene ningún problema, y peor aún, que menospreciar a la patria y preferir territorios vecinos es mejor.

Pero repito, y lo diré hasta que me lo crea, no es la culpa del gringo wannabe, sino de su área de desenvolvimiento, de lo que ve, lo que escucha, lo que lee, lo que consume en general. Pobre gringo wannabe que no conoce su cultura, que no conoce sus tradiciones, que no conoce su propia idiosincrasia – lo que lo hace único- porque está muy ocupado queriendo ser de otro equipo, que lo vean y acepten que pertenece al otro bando, a pesar de que aquel bando no sabe quién es y, a veces, lo menosprecia.

El  gringo wannabe quiere pensar, quiere vestirse, quiere hablar, quiere sentir, quiere caminar, quiere que lo vean como “el otro”, mientras que el que ya tiene, pide a gritos desesperados su apoyo, su amor, su cariño, su sentido de pertenecía… pero el gringo wannabe no es que sea malo e ignore descaradamente, es que ya se le olvido su bando original. Sufre el gringo wannabe porque quiere una cosa que no tiene sentido, es como el que no tiene un centavo pero no debe nada, lo que lo hace más rico que el millonario que lo debe todo, están ciegos, son víctimas.

No se dan cuenta, al gringo wannabe no le falta nada, ya lo tiene todo, lo único que tiene que hacer, es recordar y mover a un lado necesidades, no de consumo, sino de identidad, no es noche, es día, no es bajo, es alto, no es negro, es blanco. ¿Qué pasa gringo wannabe?, se te olvidó de dónde vienes y quién te trajo aquí, deja tú que no veas tu pasado y tu cultura, no ves la tierra que estas pisando, tierra que tienes a centímetros de ti. Me dueles, porque como en la divina comedia, te encuentras en un limbo donde no deberías de estar, en un limbo que puedes salir fácilmente, solamente tiene que darte cuenta de cuál es tu lugar, de dónde vienes y a quién representas.

Espero que sea así y no esté pecando de ingenuo, porque me parecería perverso que el gringo wannabe sea consciente de todo esto y aún así, decida actuar de esta manera. ¡Pero qué pamplinas estoy diciendo!, ¡claro que no!, eso sería una locura.

The Blind Beggar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s