Early-Adopter: Beta Tester Que Paga [Editorial]

Por: AngelGarmont 18/11/2015

fdfddfdfdfdfdf

Me perdonarán todos mis amigos que tenga el flujo de efectivo y el poder adquisitivo para poder darse el lujo de apoderarse del adjetivo y leyenda de early-adopter, pero de una manera automática y cuasi espontanea se han vuelto beta testers, sí, aquellas personas que prueban un juego para encontrarle todos los errores a un juego que saldrá, sólo que en el caso de un early-adopter, él lo prueba en vísperas de su salida al mercado (y un poco antes si fue preventa). Aquí la cosa yace en que el beta tester le pagan por esa labor (trabajo que a la larga no es muy agradable según documentaciones) y con mis acaudalados amigos no es así, todo lo contrario, paga el full price por el juego por la aparente premura y precoz gana de querer jugar un título y poder alardear del ya encantador epíteto del gamer “day one”, suerte de adjetivo improvisado para la manipulación del tan necesitado consumidor exacerbado (este es el gamer).

J9yi0

Todo esto se ha metamorfoseado por la interesante salida de dos juegos que acarrean un ejemplo muy diferente, pero que a su vez, expone dos padecimientos que sufre el early-adopter y sirven para ubicar perfectamente este supuesto. Fallout 4 y Star Wars: Battlefront; dos grandes producciones que a pesar de su aceptada crítica por parte de la prensa (más al primer juego), sufren de errores que van más allá del fanboyismo y la simpatía por ambos universos.

Fallout 4 fue creado por Bethesda. Este enunciado es suficiente para dar a todo conocedor y simpatizante de esta industria una idea de que este título sufrirá de tantos bugs, que casi es macabra la variante. Todo bug puede acontecer en los primeros meses de una neo entrega de este estudio; tanto una simple deformación estética, un desfase de audio, atorarte en un espacio muerto, como de plano corromper todo un save file (tragedia que se puede dar en Fallout 4). Pero la cultura moderna y lo que el buen Dayo enunciaba como la “comedia mecánica” atenúa lo que en su tiempo podía ser una gran falla y motivo para tirar a la basura un juego (metafóricamente hablando). No, en tiempos contemporáneos los early-adopters y bufones de Internet se enfrentan y usan (respectivamente) estos fallos. Y de manera simultánea se vuelven beta tester y pregonadores del nuevo juego.

maxresdefault

Star Wars: Battlfront es el ejemplo de que tan maquiavélico puede ser el medio de los videojuegos, y esto tal vez suene extraño debido a que este producto exuda gusto y cariño por todos sus poros (sólo hay que ver a los fans de Star Wars), ¿cómo rayos alguien va a poder ver algo malo en este juego?, gráficamente es precioso y, ¡por Dios! es Star Wars. La historia triste aquí es que han entregado un buen juego que apenas tiene un poco más de lo que se podía probar en un demo previo. El juego se ve que tiene buenas intenciones y la verdad peco de no estar muy informado en este momento de su futuro dlc, pero por momento no tiene mucho contenido que haga rentable un gasto de 60dlls. Aquí es cuando el early-adopter padece lo que yo considero un mal, mal que si sigue cobrando frutos, irá creando unos cimientos cada vez más fuertes para quedarse en esta industria y después por qué preocuparse en prometer contenido extra o de paga… Déjalo así, al cabo y lo siguen comprando. ¿Por qué gastar dos pesos cuando podemos gastar sólo uno?

battlefront-leaked-alpha-tatooine-1_fhys

Pero qué les puedo decir yo amigos, no soy un early-adopter por necesidad y no por gusto. Como persona con dos dedos de frente conozco todo lo que implica este intrincado planteamiento, pero a su vez como buen hijo del neoliberalismo, sé que si el dinero no me faltase, abusaría de mis peores instintos capitalistas y compraría no sólo los juegos “day one” sino que tal vez y hasta sus ediciones de coleccionista, porque así soy, me gustaría justificar eso con decirte que hago videos y escribo sobre el tema, por eso de ese exagerado consumismo, pero no, eso está muy lejos de la realidad…  Probable es que aunque trabaje de gerente en un Mcdonalds seguiría siendo un aerly-adopter, y esta necesidad que yo y muchas personas al igual tienen, creo se ha insertado en cada uno de nosotros por una presión mediática que al menos los que estamos más calvados en estos lares somos muy susceptibles en sufrir o sí no; ¿cómo vamos hablar de los juegos más nuevos si aún no los hemos probado?

f52_2692
“Weber estaría orgulloso”

Esto viene a ser un fenómeno magnifico para los desarrolladores y productoras de videojuegos, que puede abusar de esta ansia de consumo para canalizarla a su provecho como lo es: acabar a medias un juego para tenerlo a una fecha más pronta o cobrar extra algo que ya se pagó. Sin duda una práctica que en ambos lados de la moneda, no se tiene nada de que presumir pero, que a su vez, no se puede culpar, “quien esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Supongo que si tienes el dinero para pagar y estar al tanto de todos los lanzamientos que te plazcan y no estás molesto por ser usado como una suerte de beta tester, pues sinceramente que bueno por ello. No puedo evitar pensar que tanto te envidio.

ironia-1680x1050

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s